Estofado de pimientos, cebolla y tomate sazonado con pimentón.

A veces me quejo demasiado del verano. En mi ranking de estaciones del año, ocupa el último puesto. Pero creo que debería apreciarlo más ya que en esta época del año los mercados y jardines se llenan de frutas y verduras riquísimas, asequibles y en su punto perfecto de maduración.

Gracias a esta abundancia de vegetales, hace unos días, me regalaron un montón de pimientos húngaros y tomates. Después de pensar un poco, se me ocurrió preparar Lecsó: un estofado húngaro hecho a base de pimientos, cebollas y tomate sazonado con pimentón que descubrí hace ocho veranos, cuando pasé tres meses en Budapest.

Un día, una amiga húngara, me invitó a casa de su mamá para cocinar juntas. Ella me enseñó a preparar Paprikás Csirke y yo le enseñé mi Tinga de Pollo. Su mamá estaba terminando de cocinar y envasar algo que parecía una salsa de tomate. Me contaron que era Lecsó y que, todos los veranos, lo preparaba cuando los pimientos y tomates están de temporada, para hacer conservas y disfrutarlo el resto del año. Al escuchar los ingredientes me pareció delicioso y me puse súper feliz de que la mamá de mi amiga me regalara un frasco de su Lecsó y me diera los tips para prepararlo yo misma.

El Lecsó me gusta mucho por ser súper sencillo pero a la vez muy versátil. Su base es pimientos (preferentemente de los húngaros amarillos pero se puede usar cualquier otro), cebolla, tomates y pimentón. Sin embargo, se pueden añadir otros vegetales como calabacines o papas. Se puede cocinar con salchichas o huevo para hacerlo más llenador como plato principal y se puede acompañar de arroz, pan o tarhonya: una especie de pasta. Como guarnición también es fenomenal o simplemente como aperitivo con un poco de pan. ¡Como sea está riquísimo!

Lecsó

Plato: Acompañamiento, Plato principal
Cocina: Húngara
Raciones: 6 porciones

Ingredientes

  • 3 cadas aceite de girasol
  • 350 g cebolla picada en trozos medianos
  • 800 g pimientos húngaros amarillos picados en trozos medianos
  • 500 g tomates picados en trozos grandes
  • 2 cdas pimentón picante
  • 1 cda pimentón dulce
  • Sal y pimienta negra

Elaboración paso a paso

  • En una olla, calentar a fuego medio alto el aceite. Una vez caliente, agregar la cebolla y sofreírla hasta que esté translúcida.
  • Retirar la olla del fuego y agregar el pimentón. Inmediatamente, incorporarlo con las cebollas.
  • Regresar la olla al fuego y añadir los pimientos. Sofreírlos durante cinco minutos.
  • Agregar los tomates, sazonar con sal y pimienta e incorporarlos con el resto de los ingredientes. Agregar agua hasta cubrir los ingredientes. Una vez que comience a hervir, reducir el fuego y dejar cocinar durante media hora, mezclando ocasionalmente.
  • Rectificar la sal y la pimienta. Servir acompañado de salchichas, pan, arroz, pasta o lo que se prefiera.

¡Muchas gracias por pasar por mi blog! Escríbanme sus dudas, comentarios y sugerencias o si preparan la receta, mándenme una foto. Síganme también en mis redes sociales (Facebook / Instagram / Pinterest / Twitter) o suscríbanse al blog para que no se pierdan más de las recetas del mundo que están por venir. ¡Hasta pronto!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.