Buttermilk Chicken {Brunéi}

Pollo frito con salsa de mantequilla, leche evaporada y hojas de curry.

Tardé más de un año en encontrar hojas de curry. Ni siquiera recuerdo bien para qué las quería originalmente. Siempre que visitaba una tienda asiática curioseaba por la sección de especias con la esperanza de verlas. Fue hasta hace pocas semanas que las encontré. Justo a tiempo para viajar a Brunéi en mi recorrido de recetas por países de la A a la Z.

Brunéi es una pequeña nación en el corazón del Sudeste Asiático ubicada en la Isla de Borneo. Comparte el territorio de la isla con Malasia e Indonesia por lo que no es raro que en la gastronomía bruneana, la influencia malaya e indonesia sean muy claras: tienen en común algunos platillos y el amor por la comida picante.

Un plato muy popular entre los bruneanos es el pollo conocido como Buttermilk Chicken (en inglés) o Ayam Mentega Susu (en malayo). Aunque por su nombre en inglés uno pensaría que lleva buttermilk (suero de mantequilla), la realidad es que lleva mantequilla y leche (evaporada). Los otros ingredientes clave de este platillo son hojas de curry (¡por eso me alegro de haberlas encontrado!) y chiles.

El Buttermilk Chicken es un plato de lo más interesante. Es una combinación de texturas y sabores fuera de lo común. El pollo, sazonado con sal y pimienta, es jugoso por dentro y crujiente por fuera. La salsa es cremosa, picante, dulce y salada, además de tener el sabor de las hojas de curry que la hace aún más exótica. El pollo y la salsa se mezclan y crean una combinación que, aunque suena rara, funciona de maravilla acompañada de arroz.

BUTTERMILK CHICKEN

Ingredientes

  • 500 g de pollo sin hueso (muslos o pechuga)
  • Sal y pimienta blanca al gusto
  • 1 taza de harina de maíz
  • Aceite para freír
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 1 diente de ajo finamente picado
  •  3 chiles verdes tailandeses finamente picados (pueden ser más o menos según se tolere el picante)
  • 1 cucharada de hojas de curry secas cortadas en tiritas
  • 1 taza de leche evaporada
  • 2 cucharadas de azúcar

Direcciones

  1. Limpiar el pollo y cortarlo en trozos de aproximadamente 2 cm. Sazonarlo con sal y pimienta, y cubrirlo muy bien con harina de maíz.
  2. En un sartén, calentar a fuego medio alto abundante aceite. Freír los trozos de pollo, voltearlos para que adquieran un color dorado en todas sus caras. Sacar y colocar el pollo en papel de cocina para retirar el exceso de aceite.
  3. En una olla, derretir la mantequilla a fuego medio. Añadir el ajo y los chiles y sofreír durante un minuto. Agregar las hojas de curry, la leche evaporada y el azúcar. Reducir el fuego y cocinar hasta que la salsa espese, moviendo constantemente. Este proceso puede ser un poco tardado pero hay que esperar para que la mantequilla se integre bien a la leche. Sazonar con sal.
  4. Mezclar el pollo frito con la salsa y servir caliente acompañado de arroz.

¡Me despido! Pronto descubriremos un platillo de Bulgaria para seguir el recorrido gastronómico de países de la A a la Z. Si no se la quieren perder, síganme en mis redes sociales (Facebook / Instagram / Pinterest / Twitter) o suscríbanse al blog. ¡Muchas gracias por leerme y hasta pronto!

Jimena

One thought on “Buttermilk Chicken {Brunéi}

Deja un comentario