Tarte Flambée {Francia}

Fina masa de harina de trigo cubierta de crème fraîche, cebolla y tocino.

Si han tenido la suerte de estar en Estrasburgo o en cualquier punto de la región francesa de Alsacia, seguramente se habrán topado con más de un restaurante sirviendo unas pizzas de masa muy fina cubiertas de crema y algunos otros ingredientes. ¡Riquísimas y totalmente adictivas! El nombre de este platillo es tarte flambée y es mi receta para el reto Viaje entre Sabores.

Flammkuchen, Flammekueche, Flàmmeküeche, Flàmmaküacha, Flammekuechle y Flammkuche son algunos de los nombres alternativos de la tarte flambée. No son más que la traducción del nombre del platillo al alemán, alsaciano y fráncico lorenés. Al ser un platillo alsaciano y al ser Alsacia una región fronteriza con Suiza y Alemania (e incluso haber formado parte de Alemania durante algún tiempo), no es raro encontrar a la tarte flambée con cualquiera de los nombres anteriormente mencionados y en las regiones vecinas.

Al leer tarta flambée, podríamos pensar que se trata de una tarta cocinada con el método flambé o flambeado. Es decir, produciendo llamas sobre el platillo al ser cocinado con alcohol. Sin embargo, este método nada tiene que ver con la tarte flambée. Esta se cocina en un horno con las flamas de un horno.

Los orígenes de la tarte flambée son puramente campesinos. Se dice que a principios del siglo XX, los campesinos alsacianos meterían una fina masa al horno para comprobar que tuviera la temperatura ideal para hornear el pan. Si después de un minuto, la fina masa salía del horno dorada y crujiente, el horno estaría listo para hornear el pan.

Para no desperdiciar la masa, los campesinos poco a poco le fueron agregando ingredientes económicos como crema y cebolla. Así se creó un platillo casero que era motivo de celebración y alegría. Sin embargo, era un platillo principalmente rural.

No fue hasta la década de 1960 que la tarte flambée debutó en las ciudades. Con el boom de las pizzerías se vio una oportunidad de introducir en los restaurantes urbanos en Alsacia, la versión local de la pizza. Fue un éxito y desde entonces, tanto gente local como turistas pueden disfrutar de esta especialidad en muchos restaurantes y con muchas nuevas variaciones de ingredientes.

TARTE FLAMBÉE

Ingredientes

  • 230 g de harina (y un poco más para amasar)
  • 125 ml de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal al gusto
  • 1 taza de crème fraîche
  • Pimienta negra al gusto
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada
  • 100 g de tocino cortado en cubitos
  • 1 cebolla cortada en juliana
  • cebollín finamente picado (opcional)

Direcciones

  1. En un bol, mezclar la harina con el agua, el aceite y la sal.
  2. Cuando la masa vaya tomando forma, comenzar a trabajarla sobre una superficie enharinada hasta que no se pegue. Reservar.
  3. Precalentar el horno a 220º C.
  4. Sazonar la crème fraîche con sal, pimienta negra y nuez moscada.
  5. Dividir la masa en dos partes iguales. Extender cada una de las partes sobre una superficie enharinada, dándoles una forma rectangular y dejándolas muy delgadas.
  6. Transferir la masa a una placa cubierta con papel para horno.
  7. Cubrir la masa con la crème fraîche sazonada, cubos de tocino y cebolla.
  8. Hornear cada tarta flambée de 10 a 15 minutos o hasta que estén ligeramente doradas y la masa esté crujiente. El tiempo varía de horno a horno.
  9. Servir acompañada de cebollín picado.

Si quieren más recetas francesas, pasen a ver el recopilatorio del reto. Los invito a que me sigan en mis redes sociales (Facebook / Instagram / Pinterest / Twitter) o se suscriban al blog, para que no se pierdan ninguna de las futuras recetas. ¡Muchas gracias por leerme y hasta pronto!

Jimena

8 Comentarios en “Tarte Flambée {Francia}

  1. Jimena que maravilla conocer esos lugares, esta tarta delgada se ve crujiente y muy rica, gracias por los datos que nos das y definitivamente es una receta de aprovechamiento que se convirtió en un plato delicioso.
    Un beso

Deja un comentario