Sopa de Calabaza Tailandesa

Crema de calabaza vegana con leche de coco y un toque de cilantro.

Hace muchos ayeres, cuando publiqué la receta del Pad Thai, les conté del restaurant de May Kaidee: un restaurant vegano en el que mi amiga Colombi y yo comíamos a diario (algún día incluso desayuno, comida y cena) durante nuestra estancia en Bangkok. En este restaurant, como ya les conté anteriormente, vendían un libro con todas las recetas de su menú. Yo claramente me lo compré como souvenir.

sopa-de-calabaza-tailandesa3

Debo confesar que aún no he probado todas las recetas del libro de May Kaidee, no porque no se vean buenas, sino porque tengo ya mis favoritas. Una de ellas es sin duda el Pad Thai y la segunda es una sopa de calabaza tailandesa. Esta sopa la probamos en el restaurant y notamos que a pesar de ser una sopa caliente, no moríamos de calor y sudor al comerla con más de 35º C y mucha, mucha humedad, ya que es una sopa bastante ligera. Por otro lado, ya la he probado con temperaturas mucho más bajas en los otoños o inviernos alemanes y debo decir que también cumple muy bien la función de calentar y reconfortar después de estar mucho rato en el frío.

Ahora déjenme contarles por qué les traigo esta sopa. La respuesta es bastante obvia: ¡es temporada de calabazas! Incluso cambié la foto de portada de la página de Facebook del blog por este motivo. ¡Ay, de hecho también mi foto de perfil y portada de mi Facebook personal! ¡Todo lo tengo con calabazas!

sopa-de-calabaza-tailandesa2

Por si no queda claro: ¡me encantan las calabazas! Su sabor me fascina (creo que están en mi top 5 de vegetales) y me parece que son las frutas (¿o verduras?) más bonitas sobre la faz de la tierra. Lo mejor es que desde que llegué a Alemania, descubrí que en muchos lugares (más en zonas “rurales”) los granjeros ponen puestos con muchísimos tipos de calabazas y una caja para que la gente ponga el dinero por las calabazas que coja. Es decir, puedes comprar calabazas a todas horas todos los días. Pero lo mejor es que, a mi parecer, se ven hermosas y hacen los días de otoño aún más bonitos.

Cada otoño obligo a mi chico a que me acompañe a “cazar” las calabazas más bonitas de los puestos para traerlas a casa como decoración y futura comida. Espero nunca se canse de esta “tradición”. Para mantenerlo feliz, mejor le preparo una rica sopa de calabaza tailandesa.

SOPA DE CALABAZA TAILANDESA

Ingredientes

  • 1 cucharada de aceite de cacahuate (o el aceite que prefieran)
  • 1 diente de ajo pequeño finamente picado
  • 1/4 de cebolla finamente picada
  • 1 taza de puré de calabaza
  • 1 rama de apio con todo y hojas
  • 3/4 taza de leche de coco
  • 1 chorrito de agua
  • sal y pimienta al gusto
  • 1 pizca de azúcar
  • 1 puño de cilantro picado

Direcciones

  1. Licuar el apio con la calabaza, la leche de coco y un chorrito de agua. Reservar.
  2. En una olla sofreír la cebolla. Después de pocos minutos añadir el ajo.
  3. Cuando el ajo y la cebolla suelten olores añadir el puré de calabaza. Sazonar con sal, y azúcar.
  4. Dejar que hierva, reducir el fuego y cocinar dos o tres minutos más.
  5. Servir con cilantro picado y pimienta recién molida.

Esperen pronto más recetas de esta loca por las calabazas. Si no se las quieren perder, síganme en mis redes sociales (Facebook / Instagram / Pinterest / Twitter) o suscríbanse al blog. ¡Muchs gracias por leerme y hasta pronto!

Jimena

Deja un comentario